Counseling Sheet

Back to counseling sheets list

COVID-19 (Español) (Enfermedad por Coronavirus 2019)

Oyinka Adeogun, M.D.
Medicina Familiar / Medicina del Estilo de Vida

Mark Sandoval, M.D.
Medicina de Urgencias y Emergencias / Medicina del Estilo de Vida

Información Básica

COVID-19 (Enfermedad del Coronavirus 2019) Es una enfermedad causada por un nuevo coronavirus ahora llamado  Síndrome Respiratorio Agudo Severo-Coronavirus-2 (SARS-CoV-2), anteriormente llamado 2019-nCoV. Se identificó por primera vez durante un brote de casos de enfermedades respiratorias en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China. Inicialmente se informó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 31 de diciembre de 2019. El 30 de enero de 2020, el brote fue declarado una emergencia de salud pública de preocupación internacional. Y el 11 de marzo de 2020, la OMS hizo la evaluación de que COVID-19 podria caracterizarse como una pandemia. [1]

Se transmite de persona a persona principalmente a través de gotitas respiratorias entre personas a una distancia aproximada de 6 pies(1.8mts) entre sí, y a travez del contacto con superficies u objetos contaminados por el virus. Las personas pueden ser más contagiosas cuando están enfermas, pero la propagación es posible antes de que las personas muestren síntomas. El virus que causa COVID-19 se propaga fácilmente, es muy contagioso y es sostenible en la comunidad (propagación comunitaria). Esto significa que las personas pudieran haber sido infectadas con el virus en una misma area área, incluidas las personas que no están seguras de cómo o dónde se infectaron. [2]

Los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición y pueden incluir, entre otros, fiebre, tos y dificultad para respirar. [3] Otros síntomas incluyen fatiga, producción de flema, dolor muscular o articular, dolor de garganta, dolor de cabeza y escalofríos. [4]

Después de analizar casi 45,000 casos de COVID-19 en China, se encontró que el 80.9% de los casos identificados fueron leves, el 13.8% de los casos identificados fueron graves y el 4.7% de los casos identificados fueron críticos. [5] Aproximadamente el 2.3% de los identificados con COVID-19 murieron como resultado de la infección. [6] Estos números no tienen en cuenta a quienes contrajeron el virus pero no fueron examinados porque sus casos fueron leves. Esto significa que puede haber más personas con casos leves y menos con infecciones graves y críticas que las representadas en estos números. Los que tienen mayor riesgo de complicaciones graves son los ancianos y los que tienen otras enfermedades, como enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedades pulmonares. [7]

De los casos críticos, el 49% murió por la infección. Y de las personas con enfermedades preexistentes, el 10.5% de las personas con enfermedad cardiovascular, el 7.3% con diabetes, el 6.3% con enfermedades pulmonares crónicas, el 6% con hipertensión y el 5.6% con cáncer murieron a causa de la infección por COVID-19. [8] Y por grupo de edad, el 14,8% de los mayores de 80 años, el 8% de 70 años, el 3,6% de 60 años, el 1,3% de 50 años, el 0,4% de 40 años, el 0,2% de entre 10 a 39 años, y un 0% de los menores de 10 años murieron por la infección con COVID-19. [9]

¿Cuáles son las buenas noticias? La buena noticia es que el 80% de los casos son leves, cuanto más joven eres, menos severa es la infección, la respuesta principal para alguien sospechoso de tener COVID-19 es el aislamiento, y hay cosas que puedes hacer para evitar complicaciones graves de la enfermedad. ¿Por qué el aislamiento es una buena noticia? Porque nos indica que el sistema inmunitario puede tratar con éxito la infección en la mayoría de los casos.

Entonces, ¿qué puedes hacer para ayudar en esta crisis?

En primer lugar, reconocemos que la salud es una consecuencia de la obediencia a las leyes de Dios (tanto morales como físicas – Éxodo 15:26), y la enfermedad es una consecuencia del pecado, que es la desobediencia a las leyes de Dios (1 Juan 3: 4 ) También reconocemos que el poder de sanar verdaderamente de una enfermedad proviene de Dios. Las siguientes medidas que discutiremos son formas en que podemos cooperar con Dios (y sus leyes), y lo hacemos, no confiando en las medidas mismas, sino en el Dios que solo puede sanar. Es de vital importancia que permanezcamos en la Vid (Cristo) y permanezcamos en una relación de oración y conexión con Él. Esa es nuestra verdadera protección y esperanza. Los métodos que mencionaremos a continuación son simplemente nuestra forma de expresar, a través de acciones, nuestra confianza en que Dios sea nuestro protector y sanador. Lea el Salmo 91 para un gran estímulo en estos tiempos difíciles.

Medidas de Protección Básicas

  1. Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o lávese bien las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol. Esto mata los virus que pueden estar en tus manos.
  2. Mantenga una distancia de al menos 6 pies (1.8mts) entre usted y cualquier persona que esté tosiendo o estornudando. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotas respiratorias que podrían contener COVID-19 e infectarse.
  3. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos. Las manos tocan muchas superficies y pueden tomar el virus. Si la superficie está contaminada, el virus se transfiere a sus manos y luego a sus ojos, nariz y boca y usted puede contagiarse.
  4. Practique la higiene respiratoria cubriéndose la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo desechable al toser o estornudar, luego deseche el pañuelo usado inmediatamente. Esto protege a las personas a su alrededor de virus como el resfriado, la gripe y COVID-19.
  5. Si tiene fiebre, tos y/o dificultad para respirar, llame a su médico o clínica médica local, luego siga las instrucciones dadas. Llamar con anticipación le permitirá a su proveedor de atención médica dirigirlo rápidamente en el proceso y la clinica correcta. Esto también lo protegerá y ayudará a prevenir la propagación del virus y otras infecciones.
  6. Manténgase informado y siga los consejos dados por su proveedor de atención médica, su autoridad de salud pública local y nacional o su empleador sobre cómo protegerse y proteger a otros del COVID-19. Las autoridades nacionales y locales tendrán la información más actualizada sobre si COVID-19 se está extendiendo en su área. Estas autoridades en salud están mejor informados para aconsejar sobre lo que las personas en su área deberían hacer para protegerse. [10]

Medidas de Protección para Viajeros Recientes

Si recientemente (durante los últimos 14 días) visitó áreas donde se está extendiendo COVID-19:

  1. Siga la guía descrita anteriormente.
  2. Quédese en casa si comienza a sentirse mal, incluso con síntomas leves como dolor de cabeza y/o secreción nasal leve, hasta que se recupere. Evite el contacto con otras personas y las visitas a las instalaciones médicas, esto permitirá que estas instalaciones funcionen de manera más efectiva y ayudará a protegerlo a usted y a otros de posibles COVID-19 y otros virus.
  3. Si desarrolla fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica de inmediato ya que esto puede deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llame con anticipación e informe a su proveedor de cualquier viaje reciente o contacto con viajeros. Llamar con anticipación permitirá que su proveedor de atención médica lo dirija rápidamente al centro de salud adecuado. Esto también ayudará a prevenir la posible propagación de COVID-19 y otros virus.
  4. Si debe ir a algún lugar mientras tiene estos síntomas, use una máscara. Esto protege a las personas a su alrededor de contagiarse. No toque el exterior de la máscara.
  5. Lávate las manos con frecuencia. [11]

Medidas adicionales de Prevención y como reforzar el sistema Inmunitario

  1. Haga ejercicio con regularidad: cuanto más en forma física se encuentre, más probabilidades tendrá de prevenir el desarrollo de una infección y mejor podrá tratar la infección si la contrae. [12] Comienza tu rutina de ejercicios de inmediato para que puedas tener la mejor forma física antes de exponerte al virus.
  2. Consuma una dieta que fortalezca el sistema inmune: esta es una dieta que promueve la mejor función inmunológica, que incluye alimentos con muchos antioxidantes y evita el exceso de azúcares, grasas y alimentos altamente procesados. Más específicamente, esta dieta promueve el consumo de frutas, verduras, legumbres, granos enteros, nueces/semillas y hierbas, y evite el uso de carbohidratos procesados, edulcorantes, alimentos artificiales, alimentos fritos, productos animales y subproductos (el COVID-19 tiene una identidad de nucleótidos del 89% con el murciélago similar al SARS-CoVZXC21, y por lo tanto se cree que proviene de murciélagos [13]) y otros alimentos ricos en grasa. [14]
  3. Mantenga niveles óptimos de vitamina D – a través de la exposición diaria al sol y la suplementación con vitamina D3. Esto mejora la función inmune. [15] El objetivo es un nivel de vitamina D en la sangre entre 60 y 75. El virus es sensible a los rayos ultravioleta de la luz solar y el calor, [16] por lo tanto, deje que entre tanta luz solar en cada espacio que usted utilize.
  4. Aire fresco: todos los casos de transmisión conocida de COVID-19 han estado en espacios cerrados. Mantenga las ventanas abiertas con un flujo constante de aire fresco a través de su hogar o área de trabajo y pase mucho tiempo al aire libre.
  5. Tome baños de contraste diariamente: en su ducha, alterne entre agua caliente y fría, comenzando con calor y terminando con frío. El ciclo de calor debe ser más largo que el frío y no debe ser demasiado vigoroso para usted o su estado de salud. Debe sentirse vigorizado y renovado después de la ducha de contraste. Si tiene una enfermedad cardíaca, es anciano o tiene problemas de equilibrio, sea muy leve en el cambio de temperatura entre el calor y el frío (limítelo a la temperatura que pueda tolerar bien) y considere usar una silla durante la ducha.
  6. Descanso: los que están bien descansados ​​están en mejores condiciones para combatir o resistir las infecciones. Una de las complicaciones de la privación crónica del sueño es que causa supresión inmunológica, [17] aumentando así la susceptibilidad a las infecciones. Entonces, acuéstate temprano y descansa al menos 7-9 horas cada noche.
  7. Mantenga una buena actitud: los pensamientos, ya sean positivos o negativos, tienen efectos directos sobre nuestro sistema inmunitario. [18] Aquellos que son felices, alegres, confiados, amorosos, compasivos, etc., son más capaces de resistir la infección que aquellos que están deprimidos, inseguros, con sentimientos de culpa, venganza y egocéntricos. Por lo tanto, una relación fuerte con Dios y confiar en su amor tiene un impacto significativo sobre la función inmune y la susceptibilidad a la infección.
  8. N-Acetil Cisteína (NAC): un estudio de adultos mostró que de los que tomaron 600 mg de NAC dos veces al día durante 6 meses, solo el 25% tenía síntomas cuando estaban infectados con un virus de la influenza, mientras que el 79% de los que recibieron un placebo tenían síntomas cuando estaban infectados. [19]
  9. Se ha demostrado que los siguientes artículos tienen algunas propiedades antimicrobianas, antivirales o antiinfecciosas:
  • Ginseng americano: evitar durante el embarazo, 200-400 mg dos veces al día [20]
  • Ginseng siberiano: evidencia insuficiente para recomendar a los niños o durante el embarazo, 400 mg 3 veces al día no tomarlo durante más de 2 meses, [21]
  • Panax Ginseng – (Ginseng asiático), no lo use más de 6 meses, evite en niños y embarazo, 200mg diarios [22])
  • Andrographis – (Equinácea india), evitar en el embarazo, 200 mg diarios [23]
  • Thuja – (aceite de Hoja de Cedro), evitar en el embarazo y la lactancia, 18-36 mg 3 veces al día, durante 2 semanas [24]
  • Indigo salvaje [25]
  • Equinácea: 800 mg 3 veces al día para la prevención, hasta 5 veces al día con síntomas [26]
  • Elderberry (Baya del saúco): utilice solo la fruta madura, dosis no especificada [27]
  • Umckaloabo – (Geranio africano), información insuficiente para el embarazo / lactancia, dosis no especificada [28]
  • Zinc-prevención- aproximadamente 20-25 mg/día; tratamiento: hasta 75 mg / día, por menos de 1 semana [29]
  • Probióticos: al menos mil millones de UFC (unidades formadoras de colonias) al día. Cuanto más altas sean las UFC y más especies bacterianas incluidas, mejor. No utilizarlo indefinidamente [30]

Tratamiento inicial

Si comienza a sentirse enfermo (dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, fiebre, escalofríos, etc.), hemos descubierto por experiencia que los siguientes tratamientos pueden ser útiles para prevenir la enfermedad si se trata lo suficientemente temprano:

  1. Tome un baño de contraste: sea un poco vigoroso con 5-7 intercambios de calor y frío, sin dejar de tomar las precauciones mencionadas anteriormente.
  2. Tome un baño de pies caliente: utilize agua tan caliente como pueda tolerarla (no más de 103 °F/39.4 °C si es diabético o tiene problemas circulatorios en las piernas, y evite este procedimiento por completo si tiene unccoágulo de sangre en las piernas de reciente diagnostico, si tiene muy poca circulación o heridas expuestas en sus pies / piernas) y envuélvase en una manta mientras sus pies están en el agua caliente. Mantenga el agua caliente durante el tratamiento de 20-30 minutos. Beba agua con frecuencia durante el tratamiento.
  3. Tome un baño de tina caliente: sumérjase en una tina de agua caliente, mantenga la cabeza fresca con una toallita y agua helada, induzca sudoracion durante 15 a 20 minutos. Si tiene problemas de salud que podrían dificultarle o hacer que correr o trotar sea peligroso, no haga este tratamiento, ya que hará que su corazón bombee como si usted estuviera corriendo.
  4. En nuestra experiencia, estos tratamientos pueden ayudar a reducir la progresión de los síntomas si puede hacerlos inmediatamente después de comenzar a tener síntomas. Después de hacer cada uno de estos tratamientos, descanse en la cama cubierto de sábanas durante una hora, bebiendo agua con frecuencia mientras suda.

Si los síntomas persisten o progresan

Hay cosas simples que puede hacer para ayudar a aliviar los síntomas que tiene y acortar el período de enfermedad o cualquier complicación.

  1. Descanso: un componente destacado del tratamiento exitoso de pacientes en la pandemia de gripe española fue el inicio temprano del reposo total en cama. Una vez que un individuo comenzó a enfermarse, se aisló, se puso reposo en cama y se mantuvo en reposo hasta 2-3 días después de que se resolvió la fiebre. Los que se adhirieron a este plan tenían menos probabilidades de desarrollar neumonía como complicación de la gripe española y más probabilidades de sobrevivir. [31]
  2. Aplicaciones de frío y calor: los fomentos de frío y calor (ver https://www.ucheepines.org/fomentations/ para más información) sobre el pecho con un baño de pies caliente fueron una parte regular del exitoso régimen de tratamiento de la gripe española en la pandemia de gripe de 1918/1919. [32] Coloque una almohadilla térmica(caliente) debajo de la parte superior de la espalda(el individuo debe estar acostado), comience con paños húmedos (almohadillas de fomentos, toallas húmedas, almohadilla térmica húmeda, etc.) que estén calientes, protegidas por una toalla seca, y colóquelas sobre el pecho durante 3-5 minutos, luego frote el pecho con agua helada (toallita o toalla de mano) durante 30 segundos. Haga intercambios entre los paños calientes y frios por 5-7 veces en cada tratamiento, todo el tiempo manteniendo la almohadilla térmica en la parte superior de la espalda y los pies en un recipiente con agua caliente que pueda contener suficiente agua para poner ambos pies en él hasta los tobillos (consulte https://www.ucheepines.org/hot-foot-bath/ para obtener más información). Repita 1-3 veces al día según sea necesario.
  3. Déle a beber abundante agua o soluciones de rehidratación durante la enfermedad y los tratamientos, ya que el paciente probablemente estará sudando y perderá líquidos adicionales a través del sudor. Necesitan mantenerse bien hidratados durante el tratamiento de esta enfermedad.
  4. Sudoración: es capaz de eliminar muchas sales, quimicos, toxinas e incluso algunos virus [33]. Asegúrese de beber suficiente agua. La sudoración se puede realizar en una bañera con agua caliente. Asegúrese de mantener la cabeza fría, cuidado: puede sentirse débil y mareado después de que termine el tratamiento.
  5. Cataplasma de cebolla: en nuestra experiencia en el tratamiento de infecciones respiratorias, hemos encontrado que las cataplasmas de cebolla son útiles para disminuir la tos y la producción de flema en casos de infecciones de las vías respiratorias bajas. Mezcle la mitad de una cebolla mediana en una licuadora con suficiente agua para hacer una pasta. Extiéndalo sobre una toalla de papel (como si la cebolla fuera el relleno de un sándwich y la toalla de papel es el pan), por lo que tiene una toalla de papel por los dos lados con la cebolla por dentro. Colóquelo en el pecho y luego envuélvalo con plástico para alimentos y asegúrelo en su lugar. Cubra con una camiseta ajustad, luego una franela o un suéter grueso y déjelo toda la noche. Retirar y lavar en la mañana.
  6. Penicilina natural: Otro tratamiento que hemos encontrado útil es lo que llamamos Penicilina natural. Mezcla 1 naranja, 1 toronja, 2 limones, 3 dientes de ajo y ½ cebolla grande en una licuadora con suficiente agua para poder mezclarla. Agregue 3 gotas de aceite de menta y mezcle. Beba 1 taza durante todo el día.
  7. Si sus síntomas continúan empeorando, comuníquese con su centro de salud local y avíseles sobre su situación y busque atención de acuerdo con sus instrucciones.

Fase de recuperación

Cuando comience a mejorar (no más fiebres, los síntomas desaparecerán, etc.), asegúrese de no integrarse a sus actividades demasiado rápido. Recomendamos que usted haga lo siguiente:

  1. Descanso: continúe con el reposo en cama durante 2-3 días después de su ultimo episodio de fiebre, o tantos días después de que la fiebre se haya resuelto. Debe asegurarse de que se recupere bien y que no progrese a neumonía, como fue el caso de varios de los que sufrieron la pandemia de gripe española. Asegúrese de acostarse temprano todos los días.
  2. Baño de contraste: continúe con duchas de contraste (3-5 intercambios de cada tratamiento) diariamente.
  3. Limite la cantidad de trabajo que realiza si está cansado, débil o fatigado. Nuevamente, debe evitar infecciones secundarias u otras complicaciones evitando volver a sus actividades muy rápido despues del tiempo de convalecencia .
  4. Pase mucho tiempo al aire libre y al sol, utilizando ropa adecuada para el clima (cubriendo su tronco, hombros, brazos y piernas de manera uniforme y suficiente para evitar el frío).
  5. Mantenga un estado de ánimo positivo. El impacto de sus pensamientos y actitudes sobre la enfermedad es grande, así que mantenga ese estado mental alegre.

Resumen

Es nuestra oración que usted esté bien de salud en esta pandemia y revele al mundo que el mensaje de salud que hemos tenido durante más de cien años es efectivo incluso en situaciones de pandemia. Mantenga la buena fe, confiando en su Padre celestial y en Su gran misericordia, al mismo tiempo que coopera con Él para mantenerse en la mejor salud posible. Sea una fuente de ayuda y aliento para sus vecinos y la comunidad. Unámonos como pueblo, bajo Cristo, para enfrentar esta emergencia en la fe y la fuerza de Jesús.

Enlaces útiles:

https://www.ucheepines.org/fomentations

https://www.ucheepines.org/hot-foot-bath

https://www.ucheepines.org/full-body-pack-blanket-pack-for-fever-treatment

https://www.ucheepines.org/the-immune-system-how-to-strengthen-it

https://www.ucheepines.org/sinus-treatment-2

https://www.ucheepines.org/full-body-pack-blanket-pack-for-fever-treatment

COVID-19 Prevention from Gulf States Conference on Vimeo

COVID-19 Treatment from Gulf States Conference on Vimeo

COVID-19 and Your Mind from Gulf States Conference on Vimeo

_________

[1] https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/events-as-they-happen

[2] https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prepare/transmission.html

[3] https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/about/symptoms.html

[4] https://ourworldindata.org/coronavirus

[5] http://weekly.chinacdc.cn/en/article/id/e53946e2-c6c4-41e9-9a9b-fea8db1a8f51

[6] https://ourworldindata.org/coronavirus

[7] https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/specific-groups/high-risk-complications.html

[8] https://www.marketwatch.com/story/coronavirus-fatality-rates-vary-wildly-depending-on-age-gender-and-medical-history-some-patients-fare-much-worse-than-others-2020-02-26

[9] https://www.worldometers.info/coronavirus/coronavirus-age-sex-demographics/

[10] Coronavirus disease 2019. (2020, March 02). Retrieved from WHO website: https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public

[11] https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public

[12] Campbell JP, Turner TE. Debunking the Myth of Exercise-Induced Immune Suppression: Redefining the Impact of Exercise on Immunological Health Across the Lifespan. Front Immunol. 2018; 9: 648.

[13] Cascella M, Rajnik M, Cuomo A, et al. Features, Evaluation and Treatment Coronavirus (COVID-19) [Updated 2020 Mar 8]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK554776/

[14] Percival SS. Nutrition and Immunity: Balancing Diet and Immune Function. Nutrition Today. 2011; 46: 12-17.

[15] Preiti B, et. al. Vitamin D and Immune Function. Nutrients 2013, 5(7), 2502-2521.

[16] Cascella M, Rajnik M, Cuomo A, et al. Features, Evaluation and Treatment Coronavirus (COVID-19) [Updated 2020 Mar 8]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK554776/

[17] Maurovich-Horvat E.1, Pollmächer T.2, Šonka K. The Effects of Sleep and Sleep Deprivation on Metabolic, Endocrine and Immune Parameter. Prague Medical Report / Vol. 109 (2008) No. 4, p. 275–28. Accessed 03/14/2020.

[18] Rosenkranz, M.A. et. al.  Affective style and in vivo immune response: Neurobehavioral mechanisms. Proc Natl Acad Sci U S A. 2003 Sep 16;100(19):11148-52.

[19] De Flora S, Grassi C, Carati L. Attenuation of influenza-like symptomatology and improvement of cell-mediated immunity with long-term N-acetylcysteine treatment. Eur Respir J. 1997 Jul;10(7):1535-41.

[20] Predy GN, et al. Efficacy of an extract of North American ginseng containing poly-furanosyl-pyranosyl-saccharides for preventing upper respiratory tract infections: a randomized controlled trial. CMAJ. 2005 Oct 25;173(9):1043-8.

[21]   Poolsup N, Suthisisang C, Prathanturarug S, et al. Andrographis paniculata in the symptomatic treatment of uncomplicated upper respiratory tract infection: systematic review of randomized controlled trials. J Clin Pharm Ther 2004;29:37-45.

[22] 589 Scaglione F, Cattaneo G, Alessandria M, Cogo R. Efficacy and safety of the standardized Ginseng extract G115 for potentiating vaccination against the influenza syndrome and protection against the common cold. Drugs Exp Clin Res 1996;22:65-72.

[23] Poolsup N, Suthisisang C, Prathanturarug S, et al. Andrographis paniculata in the symptomatic treatment of uncomplicated upper respiratory tract infection: systematic review of randomized controlled trials. J Clin Pharm Ther 2004;29:37-45.

[24] Henneicke-von Zepelin H, Hentschel C, Schnitker J, et al. Efficacy and safety of a fixed combination phytomedicine in the treatment of the common cold (acute viral respiratory tract infection): results of a randomised, double blind, placebo-controlled, multicentre study. Curr Med Res Opin 1999;15:214-27.

[25] Ibid.

[26] Schoop R, Klein P, Suter A, Johnston SL. Echinacea in the prevention of induced rhinovirus colds: a meta-analysis. Clin Ther 2006;28:174-83.

[27] Zakay-Rones Z, Thom E, Wollan T, Wadstein J. Randomized study of the efficacy and safety of oral elderberry extract in the treatment of influenza A and B virus infections. J Int Med Res 2004;32:132-40.

[28] Timmer A, Günther J, Motschall E, Rücker G, Antes G, Kern WV. Pelargonium sidoides extract for treating acute respiratory tract infections. Cochrane Database Syst Rev 2013;(10):CD006323.

[29] Hemilä H, Petrus EJ, Fitzgerald JT, Prasad A. Zinc acetate lozenges for treating the common cold: an individual patient data meta-analysis. Br J Clin Pharmacol. 2016 Jul 5.

[30] Hao Q, Dong BR, Wu T. Probiotics for preventing acute upper respiratory tract infections. Cochrane Database Syst Rev 2015;(2):CD006895.

[31] Elliott LE. The Value of Sanitarium Treatment in Respiratory Diseases. Life & Health. 1919 May 1; 34(5):103-4.

[32] Elliott LE. The Value of Sanitarium Treatment in Respiratory Diseases. Life & Health. 1919 May 1; 34(5):103-4.

[33] Ding Y, et al. Organ distribution of severe acute respiratory syndrome (SARS) associated coronavirus (SARS-CoV) in SARS patients: implications for pathogenesis and virus transmission pathways. J Pathol. 2004 Jun;203(2):622-30.